El 21,6 % de los adultos gallegos han sufrido algún trastorno mental

Más del 40 % de quienes padecen problemas graves no acuden a centros de salud

05/09/2017 9:00:50
  • Publicaciones

El 21,6 % de los adultos gallegos han experimentado algún trastorno mental en su vida, y el 7,4 % durante el último año. Así concluye el estudio Prevalencia dos trastornos mentais en Galicia, recién publicado por la Consellería de Sanidade. El documento lo presenta a mediodía de hoy uno de sus coordinadores, el psiquiatra y psicogeriatra Raimundo Mateos-profesor de Medicina en Santiago y presidente de la Sociedad Española de Epidemiología Psiquiátrica- en Barcelona, en el congreso de la Sociedad Española de Salud Pública y Administración Sanitaria. «É un traballo importante para a saúde da poboación galega, porque os datos son recentes, recollidos no segundo semestre do ano 2009, e na investigación foron utilizadas as metodoloxías vixentes máis avanzadas internacionalmente», explica Mateos. Se analizaron datos de 3.151 personas de la comunidad, de ellas 1.733 mujeres y 1.418 varones.

Si se tienen en cuenta los trastornos a lo largo de la vida, la patología asociada a los grandes síndromes psiquiátricos más frecuentes es la relacionada con el uso de sustancias que crean dependencia, especialmente el alcohol, pues supone el 10,5 %. Le siguen los trastornos del estado de ánimo (9,9 %) y menos frecuentes (5,7 %) los de ansiedad.

Pero si se valora el último año, los más habituales son los trastornos del estado de ánimo y de la ansiedad, (3,7 y 3,1 % respectivamente), que superan a los relacionados con sustancias (1,7 %).

Depresión y alcohol

El documento concluye que, valorados conjuntamente, el episodio depresivo mayor (un 9,4 % de prevalencia vida y 3,6 % anual) y el abuso de alcohol (9,5 % de prevalencia vida y 1,6 % anual) son los trastornos específicos de salud mental más frecuentes en la población gallega.

Si se tiene en cuenta la prevalencia a lo largo de la vida, la patología mental es mayor en varones (el 23,1 %) que entre las mujeres (el 20,2 %). Pero, respecto a la prevalencia anual, las mujeres (8,4 %) superan a los varones (6,3 %). Además, entre los grandes síndromes psiquiátricos, solo en los trastornos relacionados con el uso de alcohol y otras sustancias predominan los varones; mientras en los restantes lo hacen las mujeres. Y para la mayoría de trastornos, especialmente los relacionados con el consumo de sustancias, la prevalencia alcanza el máximo en el grupo juvenil y desciende con la edad; aunque en un importante grupo de trastornos depresivos, la distimia -una forma más leve, pero crónica, de la depresión- alcanza la máxima incidencia en la edad avanzada.

El estudio analiza asimismo la conducta suicida. Concluye que el 4.3 % de las personas adultas gallegas pensaron alguna vez seriamente en quitarse la vida, un 1,3 % realizaron alguna vez un plan para suicidarse y un 1,2 % lo intentaron. Sobre este aspecto, la reciente memoria del Instituto de Medicina Legal de Galicia, basada en el análisis de las autopsias realizadas en la comunidad, resalta que entre los años 2012 y 2016, ambos inclusive, el número de suicidios nunca disminuyó en Galicia de 300 casos anuales, con un máximo de 394 en el 2014. El año pasado fueron 349. En total, contabiliza 1.778 muertes en Galicia en ese quinquenio por esta causa, por lo que la institución autonómica resalta la «magnitude do problema».

No van a consulta

Otro aspecto destacado del estudio es que «resulta preocupante que o 43,6 % de trastornos mentais graves, sobre todo depresivos (42,5 %) non acudan a ningún servizo sanitario no último ano. Esta porcentaxe de non uso é maior que a detectada na poboación española (30,8 %)».

Mateos enfatiza que «en patoloxía mental pasa moito que as persoas que están peor son as que menos buscan axuda. Esa é unha cuestión asistencial moi relevante. Non coñecemos ben a causa, aínda que hai unhas razóns xenéricas que podemos sospeitar, pois inflúen características de personalidade, de circunstancias sociais, e factores como pode ser o apoio social, ou a accesibilidade aos dispositivos de saúde mental. Os profesionais de saúde mental comunitaria sempre defendemos que os dispositivos sanitarios teñen que ter unha actitude proactiva, non esperar a que os doentes cheguen a consulta; porque hai xente que está bastante mal e non chega. Nos centros de saúde de atención primaria deben detectar máis esas persoas que están mal, sobre todo se viven en situacións que se coñece que poden ser causa de patoloxía psiquiátrica», dice.

En Galicia hay más cuidadores familiares, que dedican unas 21,5 horas a la semana

En Prevalencia dos estudos mentais en Galicia se destaca que «o 42,1 % das persoas entrevistadas no noso estudo prestan coidados informais a un familiar con algún tipo de enfermidade grave» y dedican «máis ou menos 21,5 horas á semana» a esa tarea, aunque valoran que esta cifra puede ser «conservadora». Supera, en todo caso, lo indicado en un informe de la OMS, representativo de 19 países, entre ellos España, donde las personas cuidadoras oscilan del 18.9 al 40,3 %, y dedican unas 13,9 horas semanales, indican. Otro problema es que en Galicia el 41 % de las personas cuidadoras de pacientes mentales graves «habitan no medio rural». Destacan asimismo la «carga económica» que suponen los cuidados, que no suelen cubrir los recursos y ayudas públicas.

Mucha ansiedad y tristeza

Raimundo Mateos resalta asimismo que se detectan «moitas persoas que non se poden considerar doentes mentais, ao non cumpriren os criterios obxectivos para seren diagnosticadas, aínda que están moi próximas. Son persoas que se senten mal, teñen ansiedade, tristeza, e moitas veces melloran con tratamento. Ese é un colectivo a maiores dos problemas que refere este estudo, que se debe ter en conta, sobre todo en atención primaria, onde moitas veces non lles encontran nada de particular, a pesar de que inundan as súas consultas; e chegan cada vez máis xa a especialistas de saúde mental».