Feafes Galicia

Feafes Galicia

30/01/2017 9:07:59
  • Publicaciones

SALUD
“O sanitario é só un dez por cento do traballo de recuperación do enfermo mental”
Antonio Hernández, director de la Federación de Asociaciones de Familiares y Personas con Enfermedad Mental (Feafes) destaca la importancia del empleo para ayudar en la cura de estos problemas de salud. Esta asociación ha ayudado en 2016 a 183 personas a acceder a 316 puestos de trabajo.Reclaman tratamientos específicos y apoyo en su reintegración social para las personas que viven en la calle

 Feafes Galicia tiene en Santiago su sede central. Esta Federación de Asociaciones de Familiares y Personas con Enfermedad Mental cuenta con cuatro delegaciones en A Coruña, Ourense y Vigo y con numerosas delegaciones . La sede se encuentra en un bajo de la rúa Belgrado y al frente de ella está Antonio Hernández Fernández. Está integrada por 14 asociaciones que tienen presencia en unas 30 localidades de nuestra comunidad. “Traballamos a integración social. A sanitaria é só un dez por cento do traballo de recuperación do enfermo”, aclara Hernández. La cura siempre debe plantearse a muy largo plazo. Esta organización sirve para dar apoyo a estas personas. “Tratamos de ofrecer actividades complementarias a atención sanitaria e de medicación. Necesitan moito apoio. Cubrimos servizos alí onde a administración no é capaz de chegar”. Entre ellas están el asesoramiento individual y jurídico para cada caso, búsqueda de empleo, formación y actividad de ocio y respiro familiar.

Cuando la enfermedad mental se manifiesta con sus síntomas, la persona necesita atención médica, pero posteriormente hay un enorme cambio en los comportamientos cotidianos. “Os enfermos teñen autoestima moi baixa. Sinten que fracasaron, non entenden o que lles pasa”. Reconocen que cuando se trata con una persona con problemas mentales se crea una “barrera invisible” en la relación con los demás. “Se eres familia non hai abandono da persoa, pero na rede social externa si hai unha ruptura. Nos círculos de amizades é habitual. Dáse o caso de que tanto eles como os amigos vanse apartando pouco a pouco. Os círculos sociais vólvense moi pechados, nai, pai, irmáns. A relación víciase moito, incluso de forma enfermiza. É unha autoexclusión”, recalca o director.

La organización cuenta con una red de centros de rehabilitación psicosocial y laboral. “Son casi 30 en toda Galicia. Hai vivendas supervisadas para persoas con problemas de convivencia e residencias para xente con menos autonomía”, detalla Hernández. Es el caso de una casa vacacional de Sanxenxo. “Fai uns días fumos cun grupo de persoas a pasar un fin de semana onde facemos actividades”. Otras de las acciones son asistencia a eventos deportivos, ir al cine o viajar durante una semana. “Sempre tratamos de que eles se desvinculen da nosa actividade, de que se autoxestionen”, recalca.

La inserción laboral es una de las principales funciones que desarrollan. Según Feafes, en 2016 han ayudado a 183 usuarios a acceder a 316 puestos de trabajo. Se informó a 216 empresas y se visitaron 154. Sólo a través de uno de sus programas como ‘Incorpora Galicia’, un total de 55 personas encontraron 72 puestos de trabajo durante 2016. La asociación cuenta con la colaboración de más de 140 empresas que han firmado convenios de colaboración. “Nas campañas de visitas, lonxe do que pensabamos, percibimos unha imaxe social positiva. Hai moita receptividade e xestionamos unha boa cantidade de ofertas de emprego”, reconoce. “O traballo para estas persoas é bó e terapéutico. Pode iniciar un desenrolo persoal. Pensemos que hai enormes dificultades nestas persoas para a súa inserción laboral. Son sempre son os últimos”, reconoce.

En cuanto a los tipos de trabajo, explican que deben adaptarse a las circunstancias personales. “O problema son as expectativas. Para estas persoas as situacións de estrés poden reactivar os seus síntomas, polo que normalmente están en postos que non lles supoñan un reto insalvable”, explican. También destacan el papel que juega la necesidad. “As nais que demandan emprego e que teñen fillo aguantan máis nos traballos”.

Feafes nació en los años 80 con el fin del modelo de siquiátricos. Las familias se vieron en la obligación de unirse y conformar estructuras de apoyo. Las personas con problemas de salud mental tienen que asumir su enfermedad. Los síntomas suelen presentarse entre los 15 y los 30 años, son personas con hábitos y una vida normal. El paciente no entiende lo que le ocurre. “Necesítase formalo na enfermedade. Eso é o máis difícil. Unha vez que a recoñece é cando se pode mellorar”. En los casos que atiende Feafes son pocos los vienen concienciados. “A nós tócanos o que chamamos ‘tema prelaboral’. É importante que tome a medicación, que comprenda que lle fai ben e as consecuencias de non facelo. Ten que controlar a súa terapia. O autocoñecemento é un dos grandes programas a desenrolar. Moitas veces eles non teñen conciencia de que están mal. Necesitan un control”, dice.

Desde la federación explican que existen casos de todo tipo. “Hai persoas con parella e familia e emprego. Temos un caso dun rapaz cunha situación familiar grave e que leva traballando con normalidade desde hai anos. Existen outros casos de persoas estaban na rúa e hoxe están en bo estado e incluso irrecoñecibles físicamente”, relata. Precisamente, sobre los problemas de integración de las personas desamparadas como indigentes dicen que es un debate complejo y universal. “Soen ser persoas con adicións a drogas ou alcol. Coa maioría deles non se abordou adecuadamente a intervención terapéutica. Non funciona o sistema de atención. É necesario que sanidade interveña con programas específicos para estos casos. Logo entrarían os traballos de servizos sociais e de entidades como a nosa”, asegura. Desde Feafes advierten de que estas personas suelen estar en la calle una media de cinco años, por eso insisten en la necesidad de aplicar protocolos a largo plazo. “Trátaselles como a calquera persoa. Teñen un brote, medícanse un tempo e logo deixa de haber un control. Esta xente, se non ten familia ou apoios, volve a estar na rúa”, recordan.

Ana Escrigas, la responsable de comunicación, saca de una carpeta una revista. “Esta publicación se hizo hace años con la idea de ayudar a acabar con el lenguaje inadecuado, especialmente en los medios”, comenta. La estigmaticación y los estereotipos son otros de los problemas contras los que lucha Feafes. “Non hai informes que nos falen claramente do problema desto. Somos dos poucos que facemos campañas para sensibilizar, pero dunha forma limitada. As institucións públicas deberían liderar e elaborar unhas promocións masivas”, comenta. Al abrir la revista aparecen un cuadro recomendaciones. Palabras como manicomio, perturbado, reclusión, encierro son expresiones que se deberían evitar. “Hai moito eufemismo. Como aquilo que se dicía antes dos pobos: está mal dos nervios”, dice Hernández.

ALGUNOS DATOS

En Galicia
Según estadísticas da Xunta de 2015, en Galicia hay más de 29.800 personas diagnosticadas con alguna enfermedad mental. El 9 por ciento de la población española padece algún tipo de trastorno mental.

Personas sin hogar
Entre un 25 y 33 por ciento de las personas sin hogar tienen patologías mentales. Las familias o cuidadores ocasionales son en mayor parte los que asumen la atención de estas personas, en Galicia se calcula que un 88 por ciento de los casos.

Según la OMS
La Organización Mundial de la Salud (OMS) asegura que unas 450 millones de personas en todo el mundo se verán afectadas por enfermedades de este tipo a lo largo de su vida. Representan un 12,5 por ciento de las patologías totales. Entre un 35 y un 50 % de personas afectadas no reciben atención en países occidentales.

Violencia
Según este mismo organismo, Menos del 3% de las personas diagnosticadas de esquizofrenia y otras psicosis comenten actos de violencia.

En internet
Feafes es una federación de asociaciones, que a su vez está integrada en una confederación estatal. Además de las páginas webs respectivas, cuenta con actividad en las Redes Sociales.